Sistemas de Yoga Tibetano, cada vez más populares en occidente

Sistemas de Yoga Tibetano, cada vez más populares en occidente

La práctica del Yoga Tibetano se está popularizando en Occidente, y esto se debe en gran parte a la promoción de la cultura tibetana, después de los problemas políticos en esta provincia China y la figura del Dalai Lama.

Además, el budismo es una religión con un fuerte crecimiento del mundo, en parte por la ausencia tanto de una figura de un dios personalizado como de conceptos como el pecado original o el peso de la culpa. No obstante, algunos maestros de yoga tibetano, señalan las ventajas de este sistema, por lo cual se ha promocionado tanto en Occidente:

1. Su práctica no requiere grandes espacios.

2. No son rutinas complicadas.

3. Las personas promedio se adaptan fácilmente.

4. Se pueden practicar individualmente sin que se requiera un instructor.

5. La persona aumenta las repeticiones a su ritmo.

6. Se puede practicar en el hogar.

7. Es posible enriquecer la práctica con el uso de pranayama y meditación.

8. Se puede utilizar otros recursos, tales como música, mandalas, mat, etc.

9. Puede ser practicado por personas de todas las edades, que no tengan un impedimento físico significativo.

10. En occidente se están abriendo las puertas a esta modalidad gracias a la labor de maestros residentes en países occidentales como a sus discípulos mismos

1. El Yoga Tibetano Tradicional

El Zhang Zhung Nyen Gyu, es el más antiguo e importante texto en la tradición budista Bön. Se cree que los maestros que se describen en el texto, alcanzaron la liberación tras la muerte. Las series (trul khor) contenidas en este texto, contienen siete ciclos y cada una consta de 5 a 6 ejercicios. Cada ciclo se adscribe a diferentes maestros del linaje Zhang Zhung. Estos maestros usaron la técnica del yoga (yantra y otros) para estabilizar su práctica de meditación y remover así los obstáculos que enturbiaban el estado natural de la mente de los practicantes. Además, se dice que estos movimientos fortalecen la salud física y la estabilidad emocional.

Los movimientos que guían la respiración vital con el fin de eliminar la raíz del veneno y permitir que la sabiduría primordial brille, fueron diseñados por seis diferentes maestros; cada uno diseñó un movimiento y uno de ellos dos, de los siete ciclos.

Estos ciclos se clasifican en:

a. Preliminares – ngondro: La respiración se acompaña de ejercicios de calentamiento y un suave masaje al cuerpo.

b. Raíz – Tsawa: Ejercicios que buscan establecer el estado meditativo de la mente (bog don). Se relacionan con los cinco elementos.

c. Rama – yenla: Continúan el proceso de eliminación interna y externa y mantienen la respiración vital en el canal central. Boddhi-Budhi yoga.

d. Ciclos especiales – chedrag: Se enfocan profundamente en cada parte del cuerpo, procurando la sanación y permitiendo la clara conciencia que incrementa naturalmente la sabiduría.

En nuestro Linaje Jamyang Yoga se corresponden con los cuatro Niveles de Enseñanza estructurados y que se van desarrollando en esta secuencia de práctica.